Historia de Digigraphie

La creación del sello Digigraphie® es relativamente reciente. Digigraphie® se lanzó oficialmente el 13 de noviembre de 2003, coincidiendo con el centenario del Salon d'Automne. Pero en la práctica es mucho más antiguo: durante varios años, fotógrafos, escultores, pintores y proveedores de servicios (laboratorios fotográficos y estudios litográficos) han utilizado la tecnología de las impresoras Epson para producir impresiones en papel para bellas artes, lo que a su vez ha abierto las puertas a una nueva disciplina: la reproducción digital de una obra de arte.

La búsqueda de un nombre

Pero qué nombre debería darse a una impresión de arte digital de alta calidad creada con una impresora Epson? Esta pregunta se planteó en 1991 en Estados Unidos, cuando Jack Duganne, impresor jefe de Nash Editions, necesitaba un término genérico para describir el trabajo de la artista Diane Bartz, creado utilizando tecnología de inyección de tinta. Utilizó el término francés "jet d'encre" (inyección de tinta) que refinó a "gicleur" (inyección de tinta/pulverizador) y a continuación "Giclée" (pulverizado). Un nuevo sello había nacido. (Fuente "Digital Printing" de Harald Johnson, Eyrolles Editions).

Los artistas franceses también se enfrentaron al mismo dilema que Duganne. Inmediatamente optaron por descartar la expresión "impresión por inyección de tinta", que no consideraron adecuada para una impresión de bellas artes. Algunos de los artistas decidieron por tanto crear su propio sello. Así ocurrió con Philip Plisson, el artista marino que creó "Pixographie", o con Jean-Noël l'Harmeroult, el fotógrafo de moda que llamó a sus obras "Hyperchromes".

Estos dos profesionales de la imagen utilizaron por tanto un sello personal para describir sus impresiones artísticas de edición limitada creadas utilizando impresoras fotográficas profesionales Epson.

La aparición del sello "Digigraphie®"

Como respuesta a estos acontecimientos, Epson France registró el nombre Digigraphie® en el INPI (Institute Nationale de la Propriété Industrielle / Instituto Nacional de la Propiedad Industrial) y el OHIM (The Institute for the registration of European Trade Marks) en 2003. A continuación, las marcas comerciales se convirtieron en europeas. Todos los que cumplen las reglas de uso ahora pueden utilizar este sello.